El deducible se establece como un compromiso entre el asegurado y la aseguradora, en este caso BMI, y es la participación del asegurado cuando ocurre un siniestro.

La mayoría de las pólizas de seguros tienen un deducible, con la finalidad de que el asegurado tenga corresponsabilidad en los gastos que un accidente o una enfermedad generan.

El porcentaje de deducible de una póliza puede aumentar o disminuir el precio de la misma. Entre más alto sea el deducible las probabilidades de aplicar ciertos gastos al seguro se eliminan.